Tratamientos para el acné

La semana pasada hablamos de la hiperpigmentación y de cómo tratarla. Hoy queremos enumerar algunas posibles soluciones para el problema del acné, que afecta no sólo a adolescentes, sino también (y cada vez más) a adultos. ¿Cómo podemos acabar con él?

Acne_types

  • Láser: la mayoría actúa directamente sobre las glándulas sebáceas desactivando la excesiva producción de aceite.
  • Crioterapia: conjunto de procedimientos que utiliza el efecto del frío en la terapia médica. Se puede producir un efecto refrigerante por tres mecanismos: la conducción, la convección y la evaporación. Esto descama la piel, mejorando tanto el acné como las cicatrices que produce. 
  • Terapia fotodinámica: es la combinación citotóxica de dos agentes que son, en sí mismos, inocuos: un producto químico fotosensible (el ácido d-amino-levulínico ALA) y luz visible atérmica. Su función es provocar una cascada de respuestas biológicas que transforman estructuras celulares provocando los cambios deseados.

acne

 

  • Peelings: algunos tipos de acné pueden eliminarse con la ayuda de un peeling, eliminando las capas superficiales de la piel, lo que hace que mejore su aspecto; sin embargo, existen diferentes tipos de agentes químicos que pueden condicionar el éxito del peeling en una piel acnéica. 
  • Ácido salicílico: ayuda a corregir el proceso de descamación anormal que se produce en la piel propensa al acné. Funciona como un exfoliante, eliminando toda la producción de células muertas de la piel, y es especialmente útil en el tratamiento de esta enfermedad debido a su capacidad para penetrar en el folículo y limpiar cada poro desde el interior del mismo. De esta manera, se reduce el número de poros bloqueados y erupciones en la piel.

acido-salicilico

 

  • Ácido azeláico: la eficacia del ácido azelaico en el acne vulgaris se debe a sus efectos antimicrobianos y a un efecto de disminución de la queratina sobre la epidermis folicular, que puede producir acné. Está disponible en forma de gel y crema.

Consulta a tu dermatólogo para que te recomiende el tratamiento más adecuado para ti. ¡Hasta el siguiente post!

antiacne-ipl-700

Principales preocupaciones acerca de la piel

El envejecimiento, la pigmentación, la falta de hidratación, las rojeces, el acné y el contorno de los ojos son algunos de los problemas de la piel que más nos preocupan. ¿Por qué aparecen y cómo tratarlos?

combate-los-problemas-en-la-piel-y-unas_3051

 

  • Envejecimiento: el envejecimiento es un proceso fisiológico de deterioro de las funciones, órganos y tejidos del organismo. Es irreversible, pero podemos retardar la aparición del deterioro y de las enfermedades relacionadas con él.
  • Pigmentación: es una alteración del tono natural de la piel, que cambia como consecuencia de una formación alterada de los pigmentos cutáneos.
  • Hidratación: ayuda a  la piel que ésta mantenga su elasticidad y su función de barrera. La capa más superficial de la piel, el estrato córneo, tiene un porcentaje de agua comprendido entre el 10 y el 20%, y en la dermis, una capa más profunda de la piel, encontramos una matriz extracelular de glucosaminoglucanos. La presencia de agua en dicha matriz es lo que permite que la piel esté turgente.

dermis

 

  • Rojeces: hay varios tipos de rojeces: las llamadas flashes son causadas por una inflamación debida a un exceso de riego sanguíneo mediante vasodilatación; las rojeces intermitentes que se convierten en permanentes se llaman eritrosis: cuando la eritrosis se acentúa, se transforma en cuperosis; y cuando aparecen granitos, hablamos de rosácea.

 

problemas-piel
En próximos posts veremos cómo tratar estos problemas de la piel: en algún momento de nuestra vida, a todos nos aparece alguno, ¡así que no te lo pierdas!

Cuidados del rostro durante el embarazo

En anteriores entradas hemos hablado de cómo cuidar las piernas, los senos y el abdomen durante el embarazo. Sin embargo, durante estos meses de frío, en los que nos abrigamos tanto, lo que más preocupa a muchas mujeres embarazadas a nivel físico son los cambios que se producen día a día en sus rostros.

snowy-maternity-photos-10Y es que uno de los cambios que tienen lugar durante la gestación es la mayor secreción de las glándulas sebáceas: para las pieles secas supone una mejora en cuanto a la elasticidad, mientras que para las grasas representa el riesgo de padecer acné. A esto hay que añadirle la retención de líquidos, que se refleja en los ojos, y el aumento de la progesterona, que suele aparecer en el segundo trimestre de gestación provocando una mayor producción de melanina y manifestándose en el labio superior, las mejillas y la frente.

Por suerte, hay tratamientos que podemos llevar a cabo para contrarrestar las acciones de las hormonas:

– Las limpiezas faciales con masajes específicos y mascarillas faciales que se adaptan a cada tipo de piel son altamente recomendables: en las pieles secas tienen como efectos oxigenar, hidratar y dar luminosidad, y en las pieles grasas provocan un efecto astringente suave al emplear sustancias como el extracto de limón o el romero.

limpieza-facial-casera- Combatir el acné durante estos nueve meses es difícil por tratarse de una alteración hormonal, pero se puede mejorar siguiendo algunos consejos: mantener una higiene con loción suave dos veces al día y una loción astringente para finalizar es uno de los más importantes. Debemos complementar esta higiene con la aplicación de una crema específica para combatir el acné y evitar cosméticos que contengan aceite mineral. El uso de retinol y vitaminas A está también contraindicado.

– Para tratar las bolsas en los ojos se aconseja utilizar cosméticos con principios activos descongestivos, como el hinojo o la caléndula hipérica en gel, y aplicarlos realizando un drenaje linfático.

– A la hora de prevenir las manchas, queda prohibido tomar el sol en franjas horarias en las que la radiación sea máxima y es obligada la protección solar continua. Pese a eso, emergen algunas manchas que tras la gestación desaparecen paulatinamente.

rostro-embarazoCon nuestros post sobre cuidados prenatales, podrás cuidarte durante estos meses y te sentirás bien desde el primer al último día. ¡Feliz y bella espera!

92216772-1-133729_L